30 mayo, 2024

Vuelve a cerrar el tren de Cercedilla a las pistas de esquí de Navacerrada

El cierre de la línea de Cercanías Madrid entre Cercedilla y Cotos para acometer la modernización integral del trazado ya tiene fecha: «en torno» al próximo junio. En total, se invertirán más de 36,6 millones de euros repartidos en diversos contratos para acometer mejoras en la superestructura de la vía, la catenaria, los sistemas de seguridad y modificaciones en las estaciones y los apeaderos.

Los trabajos también conllevarán la compra de nuevos trenes, más modernos, y la jubilación de los actuales. Se trata de una máquina que data de los años 70 que siempre ha hecho las delicias de los aficionados a los trenes por su cuidada línea estética y que durante décadas ha transportado a miles de madrileños a la sierra. Adif ha informado en un comunicado que

«La actuación contribuirá a mejorar la fiabilidad y la capacidad de la red, así como la regularidad de las circulaciones, contribuyendo a la reducción de los tiempos de viaje. Esta es una operación incluida en el plan de mejora de la red de Cercanías en la Comunidad de Madrid.»

Entre otras tareas, los operarios cambiarán las instalaciones tanto en las estaciones de la línea como el trayecto en sí. Además, en las estaciones de Cotos y Puerto de Navacerrada se instalarán sistemas electrónicos de última generación. Habrá una renovación del cableado y también de los equipos de campo de señalización.

El pasado noviembre, desde Adif señalaron que sus planes incluían actuar en los apeaderos de Camorritos y de Siete Picos, que actualmente están en desuso, mientras que se demolerían los de Cercedilla Pueblo y el denominado Eras-Los Castaños.

«En el primero de los casos se remodelará el andén 1 para adaptarlo a los nuevos trenes y se demolerá el andén 2, con lo que el apeadero recuperará el servicio comercial. En cuanto al apeadero de Siete Picos, tendrá una nueva configuración de vías para permitir el cruce de convoyes.»

Las actuaciones para la modernización integral de la línea son de tal calado que las hacen «incompatibles» con la circulación ferroviaria, por eso está previsto realizar la suspensión del servicio. Adif ha informado que eerá en torno al mes de junio, y tendrá una duración estimada de alrededor de un año.

Estos plazos estarán condicionados «a la parada biológica a la que obliga la fauna protegida», de modo que podrían darse cambios. «La previsión se ajustará conforme se planifiquen las obras», han incidido en todo caso desde la entidad dependiente del Ministerio de Transportes y Agenda Urbana. 

La línea entre Cercedilla y Cotos, de ancho métrico, cuenta con una longitud total de 18,2 km. La mayoría discurren por el territorio de la Comunidad de Madrid, pero el trazado también se adentra en la provincia de Segovia durante 6,2 km. Tradicionalmente fue el tren de los esquiadores que iban a la estación de Puerto de Navacerrada y anteriormente a la estación de Cotos.

En estos años ha estado pocas veces en marcha. En 2020 se suspendió el servicio al aplicarse el estado de alarma provocado por el COVID. Estuvo parada la friolera de 2 años, que según la compañía ferroviaria, se aprovecharon para acometer algunas mejoras. La linea de tren a Cercedilla y Cotos sufre las inclemencias meteorológicas, especialmente en invierno cuando el frío y la nieve afecta a sus instalaciones.

Finalmente el 3 de septiembre de 2022 se volvió a poner en marcha, y ahora. Tan solo 20 meses después se vuelve a suspender el servicio totalmente, con una duración estimada de un año, pero que Adif ya ha advertido que podría ser más de aplicar las paradas biológicas.

locomotora y vagones del tren de cercedillla
Estos trenes desaparecerán para dar paso a otros más modernos

Ver fuente