22 mayo, 2024

FGC advierte con dejar el esquí de Vall de Núria si no hay acuerdo con Queralbs

En una situación que recuerda a la que hace unos pocos años se vivió con Setcases por la concesión de Vallter, ahora es el Ayuntamiento de Queralbs y FGC los que no se ponen de acuerdo en las condiciones de la nueva concesión y su presidente, Antoni Segarra, asegura que no es «nada optimista». Para la empresa que preside, las condiciones del consistorio son

«inaceptables, puesto que el Ayuntamiento se reserva el derecho a reducir unilateralmente la concesión a la mitad ya quedarse los activos de FGC». 

La alcaldesa de Queralbs, Imma Constans, quiere un cambio de paradigma en la concesión: «Hasta ahora no debían dar explicaciones ni consensuar con el Ayuntamiento».

FGC se encarga de la explotación de la zona de esquí en terrenos comunales y del parque lúdico de Vall de Núria desde el año 1985. En 2017 finalizó la concesión que había y, desde entonces han ido haciendo prórrogas cortas de dos años como máximo. La última finaliza este mes de abril y el objetivo de ambas partes -Ayuntamiento de Queralbs y FGC- era hacer una concesión nueva. 

Contenido

Principio de acuerdo de hace tres meses

El presidente de FGC, Antoni Segarra, asegura que hace tres meses llegaron a un principio de acuerdo con el consistorio en el que establecían una duración del contrato de 2 décadas, una inversión de 6,2 millones en los próximos seis años , un canon de 10.000 euros anuales y una cogobernanza, entre otros.

Segarra critica que, pese a haber llegado de palabra a un principio de acuerdo, al cabo de unas semanas el Ayuntamiento de Queralbs dijo que quería poner unas condiciones nuevas.

«Son unas condiciones que nunca habíamos hablado en los últimos dos años como multiplicar el canon por 2,5 y pasar de los 10.000 euros anuales a los 25.000» Sin embargo, hay dos cuestiones que son líneas rojas para nosotros.

El Ayuntamiento con la nueva propuesta se reserva el derecho a reducir la concesión a la mitad de forma unilateral si en algún momento no se hace la inversión comprometida y, además, una vez se agote esta concesión no tiene ninguna obligación de pagar por los activos que queden.

Esto no es aceptable y, además, presenta problemas jurídicos que no aceptarían ningún departamento».

De hecho, el presidente de FGC se muestra muy contundente y dice que ahora mismo se ven «obligados» a dejar de gestionar la parte de esquí de Vall de Núria y también la parte lúdica y a cerrar las instalaciones hasta que no haya un acuerdo.  En este sentido, se muestra pesimista porque asegura que no ve

«voluntad de entendimiento por parte del Ayuntamiento de Queralbs. Por nuestra parte sólo habrá acuerdo si volvemos a situarnos en la concesión acordada hace tres meses».

El Ayuntamiento quiere poder decidir

Por su parte, la alcaldesa de Queralbs, Imma Constans, cree que las condiciones que proponen son jurídicamente válidas porque así se lo han asegurado sus asesores. 

Remarca que la anterior concesión de 90 años estaba en «título gratuito y exclusivo», es decir, que la empresa «no pagaba ningún canon» -ahora quieren incorporar el pago de 25.000 euros- y eran los únicos explotadores.

«No tenían que dar explicaciones ni consensuar con el Ayuntamiento, hacían lo que creían oportuno y ahí es el cambio de paradigma: creemos que debemos ser partícipes, opinar y decir si creemos que ha ido bien».

Constans cree que FGC es el «socio natural» porque es la empresa que gestiona el tren cremallera (el único transporte para poder acceder al santuario) a la vez que también tiene la concesión del Obispado del santuario y el complejo hotelero.

«Somos los pequeños porque son un municipio de 200 habitantes, pero el que da valor añadido por ser el entorno natural que rodea al santuario. Por eso los vecinos de Queralbs deben poder ser partícipes directos de lo que se hace y no se hace en el valle con los representantes que vayan escogiendo a las elecciones municipales.»

La alcaldesa quiere que el pliego de cláusulas incluya una comisión de seguimiento donde el Ayuntamiento tendrá voz y que la empresa elabore en los próximos años un estudio sobre los retos de futuro del valle. 

Entre los puntos que defiende el Ayuntamiento también se encuentra la posibilidad de reducir la concesión a la mitad en caso de que la empresa no cumpla con las inversiones acordadas, la línea roja que no acepta FGC. Constans asegura que

«No creemos que tenga que ocurrir y seremos flexibles en caso de situaciones excepcionales que lo impidan. Pero creemos que es necesario incorporarlo para poder tener alguna fuerza para decir que se había quedado con esto».

La alcaldesa, que gobierna con mayoría absoluta en su cuarto mandato consecutivo con las siglas de Junts, lleva años trabajando en este documento de la concesión con los anteriores representantes de FGC. Admite que ahora la situación está «enrocada» por ambos lados. Por eso pide a la Generalitat, representada por FGC, que haga una apuesta de país para poder mantener el valle de Núria como punto de atracción» y que se avenga al acuerdo.

El concejal de ERC pide firmar con FGC

El concejal de ERC, Francesc Coll, pide a Constans que

«priorice los intereses del municipio, dejando de lado los intereses personales y partidistas. Lo que no se entiende es que ya estaba prácticamente a punto de cerrarse el acuerdo y de forma repentina ha puesto condiciones inasumibles por FGC como empresa pública.

Estamos especialmente preocupados con el anuncio de FGC de que dejarán Vall de Núria, porque veo muy difíci» que una empresa privada se interese por este negocio si tuviera que hacerse un nuevo concurso.»

El otro concejal en la oposición, Genís Coll (CP), ha asegurado que quería esperar a reunirse con la alcaldesa este viernes para poder tener toda la información antes de realizar ninguna valoración al respecto. 

teleférico de Vall de Nuria
El teleférico del Clot, inaugurado por FGC en 2021

Ver fuente