3 febrero, 2023

¡ATENCIÓN! Suenan las alarmas en la LPB

¡ATENCIÓN! Suenan las alarmas en la LPB

Venezuela ha tocado el cielo con las manos, en baloncesto, en ocasiones distintas y, asimismo, sufrido lapsos de gran incertidumbre posteriormente. La primera vez, entre 1991 y 1992 con título suramericano y medalla de plata en el preolímpico de Portland en su haber.

La más reciente, con el bicampeonato en la región y la medalla de oro en México. Pese a estas paginas doradas, al igual que en la primera ocasión, el éxito podría irse a la nada y caer en los mismos errores del pasado.

Con el título en el Campeonato FIBA de las Américas se aprovechó la ola del triunfo, la cual hizo que los dirigentes alcanzasen acuerdos a corto plazo y, de esa forma, la temporada arrancó en diciembre de 2015 y terminó en junio de 2016, sin inconvenientes.

Claro que nos preocupa, nosotros teníamos un acuerdo preestablecido con el nuevo sistema de competencia y ya estamos retrasados. El año pasado se acordó comenzar en diciembre pero este año teníamos que empezar en octubre”, dijo el presidente de la Federación Venezolana de Baloncesto, Carmelo Cortez.

Antecedente

La temporada pasada tuvo algo sin precedentes: fue la primera que se jugó en dos calendarios, es decir, 2015-2016. En su momento, el presidente de Guaros, Jorge Hernández, acusó que “el único vocero autorizado de la LPB es el señor Bob Abreu”, en referencia a las dudas sembradas por el inicio de campaña.

Para Rostin González, dirigente de Cocodrilos de Caracas, «el inicio de la nueva campaña de la LPB debería ser cuanto antes. Sin embargo, las condiciones no están dadas”, admitió.

Competencia

Carmelo Cortez, aunque manifiesta su profunda preocupación por el incumplimiento del acuerdo por parte de la LPB, no tiene entre sus funciones resolver este problema. “Tengo entendido que ellos -los equipos de la liga- están esperando las divisas. Nosotros podemos hacer un exhorto al Ministerio del Deporte o al IND, para que agilicen los dólares, pero hasta ahí. Nosotros tenemos nuestros propios problemas, como conseguir los recursos para el plan de competencia de la selección de mayores y el nuevo sistema de clasificación de FIBA”, explicó.