16 abril, 2024

El increíble récord que Sinner podría lograr en Montecarlo

Comienza la gira de tierra batida y las miradas del mundo del tenis se giran hacia Montecarlo, lugar en el que se dará el pistoletazo de salida. De entre los muchos candidatos y favoritos aparece Jannik Sinner, el mejor jugador de 2024… que puede conseguir en el torneo monegasco una proeza histórica.

Jannik Sinner es el mejor jugador de lo que llevamos de año. Pocos peros se pueden poner a una impresionante trayectoria a lo largo del 2024, un año que ya es histórico para él. Consiguió su primer Grand Slam en el Open de Australia, le dio continuidad a la inercia ganadora con una actuación imperial en Rotterdam y regresó tras su primer -y único- traspiés del año con una versión aún más mejorada que le permitió sumar su segundo Masters 1000 en Miami. Es una de las mejores marcas de inicio en un año natural de la historia, pero lo cierto es que el transalpino tiene en sus manos acercarse a hitos casi desconocidos… y el ATP Masters 1000 Montecarlo 2024 le dará la oportunidad de hacer algo casi impensable.

La transición de la pista dura estadounidense al polvo de ladrillo europeo nunca es fácil. Las superficies, la climatología, la época del año e incluso los cuadros cambian radicalmente… y, por si fuera poco, el calendario solo te da una semana de descanso o adaptación en caso de que hayas llegado lejos en Miami. Es algo parecido a lo que ocurría en su momento con la transición entre Roland Garros y Wimbledon, dificultando enormemente la tarea de repetir título en dos eventos con tantas diferencias entre ellos. Rara vez encontrarán a un jugador que haya sido capaz de ganar Miami y Montecarlo de forma consecutiva… y a eso, justamente, a lo que aspira un Sinner que, por si fuese poco, quiere añadir aún más dificultad a un posible récord.

LA MARCA DE DJOKOVIC 

A lo largo de la historia de este deporte, muy pocos jugadores han firmado el doblete Miami-Montecarlo. Si añadimos a la ecuación el primer Grand Slam del año, la lista se encoge y se reduce hasta encontrar un único nombre en ella. Novak Djokovic mantiene firme un récord que, por primera vez en casi una década, puede ser compartido: ganar el Open de Australia, el Miami Open y Montecarlo en el mismo año natural. El serbio lo logró en 2015, un año en el que, además, dio aún más profundidad a esta marca, conquistando los cuatro primeros grandes torneos del calendario (también ganó en Indian Wells).

Pero firmar un 3/4 en grandes torneos en el primer trimestre de la temporada, superando con creces el cambio de superficie y ganando títulos en tres continentes diferentes, sigue siendo un reto absolutamente mayúsculo y que podría servir como el gran acicate para Jannik en su próxima cita en el Principado. Nole dejó por el camino a Wawrinka, Raonic y Murray para conquistar Australia; Isner, Murray o Federer para ganar en Indian Wells; Ferrer, Murray e Isner para sumar otro título en Key Biscayne y, por último, Rafael Nadal y Tomas Berdych para coronarse en Mónaco. El camino de Sinner hacia ese posible triplete también ha estado lleno de minas: el propio Novak y Medvedev en Australia, Medvedev (de nuevo) y Dimitrov en Miami… y, claro, un cuadro que promete ser durísimo si quiere ganar en Montecarlo.

El primer evento de la gira de tierra batida siempre deja lugar a sorpresas, y la adaptación del italiano a su superficie menos predilecta levanta ciertas suspicacias. Nada disiparía mejor las dudas que un título en Montecarlo, donde seguramente juegue con el apoyo de una buena parte de la grada italiana y donde tiene a su disposición un récord prácticamente imposible que muchas de las grandes leyendas de este deporte ni se han acercado a vislumbrar. Nos queda solo una semana… ¿será Jannik capaz de lograrlo?

Ver fuente