18 julio, 2024

“DESAPARECE EL ESPÍRITU DE LA MARCHA” – Historias de los Juegos

Las pruebas de marcha de los Juegos Olímpicos de París traen una novedad y una desaparición. Si ya se anunció que dejaría de ser olímpica la tradicional prueba de los 50 kilómetros, quizá la que contiene en mayor medida el espíritu de este duro deporte y la que sin duda nos mostraba las imágenes más duras a la par que bellas de este deporte, la distancia que iba a sustituirla -35 km- fue repentina e inesperadamente cancelada por el Comité Olímpico Internacional cuando faltaba poco más de un año para el inicio de los Juegos de París. En su lugar los dirigentes se “inventaron” (pues fue sacada de la nada, ya que nunca antes se había realizado) una prueba de relevos mixtos con distancias de 10km por cada segmento. Es la tendencia actual del deporte en general y del olimpismo en particular: las pruebas mixtas. La distancia elegida, al ser tan corta, de nuevo iba a perjudicar a los fondistas de la marcha, ya desfavorecidos por la disminución de los anteriores 50 kilómetros a 35. En pleno proceso de adaptación a éstos, vieron mermadas aún más sus posibilidades de ser olímpicos pues los marchadores de 20km por lógica se adaptarán mejor a la prueba de relevos de 10km. No solo el fondo sino las formas de tal decisión fueron criticados enseguida por la comunidad de marchadores, incluso los en teoría beneficiados y uno de los más combatientes fue el español Diego García, paradójicamente supuesto beneficiado por el cambio. Desde su puesto en la Comisión de Atletas de World Athletics no ha dejado de batallar contra un cambio que considera injusto. Hablamos con diferentes marchadores de élite mundial pidiéndoles su opinión sobre este radical cambio.

Diego García y Massimo Stano

-Empezamos precisamente con Diego García: “Soy contrario no tanto por la prueba en sí sino por las formas en que se ha propuesto. Es cierto que los tiempos cambian y que nos podemos adaptar a cosas diferentes pero lo que no puedes hacer es cambiar a falta de un año para los Juegos Olímpicos la preparación de una prueba completamente diferente, que no tiene nada que ver, y además inventarte una prueba para los Juegos Olímpicos. Me parece que tampoco es serio. Los Juegos son un evento con bastante rigor y tradición como para inventarse una idea de golpe, por eso de primeras a mí me choca. La principal crítica es que de toda la vida ha habido especialistas de “marcha rápida” y otros más fondistas, de “marcha larga”, y de repente se han cargado de un plumazo a la mitad de los marchadores del mundo, es así de claro. A mí como marchador rápido egoístamente hasta me viene bien, pero no creo que sea lo mejor para la especialidad; a la larga me viene mal. El problema es que hay una serie de dirigentes que son de países que no tienen nada de tradición de marcha, que no les gusta la marcha y como tienen que reducir gente por temas económicos quieren cargarse la marcha. Y los dirigentes de países con tradición no nos defienden con la firmeza que deberían porque al final somos atletismo y atletismo son muchas cosas y parece que si pierdes una, pues no pasa nada. Yo creo que no debe ser así, la marcha tiene mucho que ofrecer al mundo, a los aficionados, a todo el que camina y a nivel competitivo se pueden hacer pruebas muy bonitas”.

-Continuamos por uno de los más perjudicados, Marc Tur, protagonista de uno de los momentos más emotivos de la final de 50km de Tokio 2020: “Desde el primer momento en que supimos que los 35 km ya no iban a ser olímpicos nos sentó fatal a toda la comunidad de marchadores. Desde luego que a mí no me gustó nada la decisión a un año de los Juegos Olímpicos; creo que es bastante irresponsable y no es el momento en que el que hay que tomar este tipo de decisiones, sino que creo que se tienen que tomar antes de que empiece el ciclo olímpico pero, bueno, ya lo he aceptado, se ha hecho el cambio. Ahora tenemos que apostar por lo que hay, porque vamos a tener la competición de los 20 km y de los relevos de 10 km. A mí me afecta mucho porque paso de los 50 km en el 2021 a los 35 en 2022 y 2023 y ahora para 2024 me tengo que preparar los 20 km o los relevos de 10 km. En un principio estaba en total desacuerdo pero ha sido la decisión que han tomado y, dado que ya no se puede cambiar, lo único que yo pido y espero es que para el siguiente ciclo olímpico se aclare todo desde un principio y no se esté cambiando tan a última hora todo. Después de este cambio [los marchadores] tenemos que estar atentos y hacernos notar de que estamos aquí y que no queremos que se acabe la marcha [olímpica]”.

Marc Tur

-Turno para los campeones vigentes campeones olímpicos de los 20km, ambos italianos. Massimo Stano nos contó que “sobre el cambio en la prueba si lo pienso de forma egoísta para mí, dado que tengo una compañero de entrenamiento como Antonella Palmisano seguramente [la introducción de la prueba de relevos] va a nuestro favor. Hay mucha probabilidad de medalla para nosotros, pero si lo veo desde el punto de vista de marchador y pienso que si yo hubiese sido un especialista de los 50 km y me transforman los 50 en 35 km y luego en 4×10, que prácticamente es favorable únicamente para los especialistas en 20 km, claramente desaparece el espíritu de la marcha. La marcha para mí son 20 y 50 km. Veremos si este nuevo formato acerca a más gente a la marcha o no. Y quizá, ojalá se vuelva de nuevo a los 20 y 50 km”.

-Su compatriota y compañera de entrenamiento Antonella Palmisano es de la opinión que “para la modalidad de la marcha no considero buena esta nueva prueba de relevos. Tengo miedo de estas decisiones realizadas en el último momento con frecuentes cambios de decisiones: primero metemos la 50km femenina, luego la quitamos; luego la 35km masculina, luego la quitamos…todo esto temo que acabe con la marcha y la quiten definitivamente de los Juegos, lo cual es algo realmente malo, no solo porque yo la practique, sino porque forma parte de la historia olímpica. Esta decisión me hace pensar que algún día no estará ya más. Espero que sea sólo un pensamiento nuestro y no lo que ocurrirá de verdad en el futuro”.

Antonella Palmisano

-El reciente doble campeón del mundo (20 y 35km) de marcha Álvaro Martín quizá dé en quid de la cuestión: “Yo he llegado a escuchar locuras por parte del COI. Hay que entender que es una empresa donde su producto son los Juegos Olímpicos y la forma de ver o consumir su producto ha cambiado con las nuevas generaciones. Donde antes lo veíamos por televisión ahora se ve por otros medios de retransmisión y quieren un producto que sea rápido y emocionante”.

-Finalizamos con otro transalpino, Francesco Fortunato, olímpico en Tokio 2020 y con varias medallas a nivel internacional: “Lo lamento por el movimiento. Considero que ha sido una decisión injusta al ser tomada a un año antes de la celebración de los Juegos de París. No es correcto hacia todos los marchadores que estaban preparando la prueba de los 35 km, aunque no me desagrada la nueva propuesta de los relevos. Creo que es una nueva oportunidad para nosotros. Estaría más contento si hubiera sido un añadido, no una sustitución. Me gusta el formato de la competición mixta pero no como una sustitución de otra prueba, así que en general diría que no, que no estoy satisfecho pero me temo que ya no tenemos más poder de decisión, así que miramos al futuro e intentaremos hacer lo mejor posible con lo que tenemos y tener la oportunidad de probar una nueva competición”.

 

 



Ver fuente