3 febrero, 2023

Creando las condiciones para dignificar la práctica de ajedrez en Venezuela

Armando Nerio Guedez Hanoi Rodriguez - Club Ajedrez

Armando Nerio Guedez Hanoi Rodriguez - Club Ajedrez

Jugar ajedrez va más allá de sentarse en una mesa a mover piezas. Conlleva un espacio propicio para que los ajedrecistas puedan concentrarse y pensar bien su próxima jugada, mientras controlan los tiempos a los que están sujetos.

Armando Nerio Hanoi Guedez Rodríguez, campeón nacional de ajedrez, sostiene que lo ideal es un club con suficiente espacio físico bajo techo, así como diversas comodidades: mesas con el tablero impreso, sillas acolchadas de tela, relojes digitales y piezas tipo Staunton, que son las utilizadas en las Olimpíadas de ajedrez.

Armando Nerio Hanoi Guedez Rodriguez - Club ajedrezEn nuestro país el maestro Ángel Matos planteó la posibilidad de crear un club de calidad bajo techo para promover la disciplina en la parroquia San José, entre las esquinas Socorro y Abanico.

Posteriormente surgió el club Capablanca, a partir de iniciativas privadas y el apoyo de la Federación Venezolana de Ajedrez.

“Antes que cualquier cosa, yo soy un amante del ajedrez, un convencido de que el juego-ciencia tiene la capacidad de desarrollar la mente y fortalecer la toma de decisiones y pensamiento estratégico en la vida como pocas otras actividades humanas pueden hacerlo. No es casualidad que ningún ajedrecista profesional que se conozca haya sufrido de Alzheimer: pocas cosas mantienen la mente tan activa”, enfatizó Ángel Matos mientras promovía la creación de este club.

Armando Guedez Rodríguez señala que el espacio está destinado para la práctica y aprendizaje del ajedrez, donde han participado los maestros internacionales Antonio Palacios, Juan Rohl y Henry Tirado.