3 febrero, 2023

El capitan del Real Madrid no pudo ocultar su cabreo tras fallar el penalty.

España, como bien se supo, cayó en la jornada definitiva de su grupo en la Euro 2016 ante Croacia, repleta de suplentes y bajas, y con una polémica creada por Sergio Ramos (portador de la banda de capitán de la Furia) al adelantar jerarquías en el lanzamiento del penal en detrimento de Andres Iniesta, que pudo ser el 1-2 para los ibéricos.

iniesta

Esta debacle ha traído secuelas que era inimaginables al momento.  Comenzando porque se deberá ver las caras ante la siempre complicada Italia en los octavos de final

La última vez que los españoles habían perdido fue en la Eurocopa de Portugal, un 20 de junio de 2004. Un único gol del ya retirado ariete luso Nuno Gomes sacaba de la Euro en el tercer partido de la fase de grupos al conjunto entrenado por Iñaki Saez.

espcro2Desde entonces, habían pasado doce años sin derrotas, o lo que es lo mismo, dos Eurocopas enteras, en calidad de invictos y a la postre quedando campeones. A esta grandiosa racha, hay que agregar las dos victorias conseguidas, hasta el momento en suelo galo.

La selección había estado 14 partidos sin conocer la derrota hasta el impensado 2-1 de Croacia.  Once victorias y tres empates, dos de ellos a su favor en tanda de penaltis contra Italia y Portugal.

Otra racha que se ha roto frente al elenco balcánico fue la de portería imbatida. Desde el 1-1 ante Italia en el primer partido de la Eurocopa de 2012, la meta defendida por Iker Casillas (2012) y David De Gea (2016) había permanecido imbatida durante siete choques completos.

Para encontrar un partido en el que España encajase dos goles, además, hay que buscar en la hemeroteca y caer en los octavos de la Euro 2000, cuando la Francia de Zinedine Zidane se impuso 2-1 en un partido en el que Raúl erró un penalti en la prórroga que podría haber forzado una tanda de penaltis.