30 mayo, 2024

Las estaciones de esquí de Aragón aprueban histórica y enorme inversión

La DGA hace una apuesta decidida para poner a todas las estaciones de esquí de Aragón, tanto las semipúblicas como las privadas, para que modernicen sus sistemas de producción de nieve. El objetivo es dotar a estos complejos invernales de los nuevos aparatos que ya son mucho más eficientes al gastar menos energía y además son capaces de fabricar más nieve con la misma cantidad de agua.

El objetivo es que todas las estaciones de esquí de Huesca y Teruel puedan competir con las mismas armas que las de Catalunya, Andorra o Sierra Nevada, donde en estos cinco últimos años han realizado fuertes inversiones en sistemas de producción de nieve. Se han modernizado todos los aparatos, que ahora se controlan mediante sistemas informáticos que monitorizan el momento y ubicación exacta dónde ponerse en marcha, lo que incrementa notablemente la eficiencia.

El proyecto es ya, según informa hoy el Heraldo de Aragón en un extenso artículo donde se asegura que se licitará esta misma primavera los primeros trabajos para poder empezar a estrenar esta próxima temporada de esquí en una primera fase, para continuar inmediatamente en verano de 2025 para cerrar la segunda fase ese mismo año.

Según ha informado a el Heraldo el consejero de Hacienda del Gobierno de Aragón, Roberto Bermúdez de Castro, la inversión total estimada es de 77,8 millones de euros (+IVA), a pagar en cinco años y repartidos de la siguiente manera:

  • Gobierno de Aragón: 61,2 millones €
  • Estaciones de esquí: 14,2 millones €
  • FITE – Teruel: 12,9 millones €

Las dos primeras partidas se destinan a las estaciones de esquí de Huesca, mientras que la del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) servirá íntegramente para modernizar el sistema de nieve artificial de las estaciones de esquí de Javalambre y Valdelinares.

Las primeras obras se pueden hacer ya, a partir de este mes de septiembre, porque la DGA tiene fondos que han sobrado de la remodelación del estadio de La Romareda. De esta manera ya se puede licitar la obra civil de las estaciones de esquí de Aramón, mientras que las de Astún y Candanchú se quedarían para estrenar en la campaña de invierno 2025-2026.

El reparto entre estaciones de esquí se hace lógicamente en función de la cantidad de hectáreas a trabajar o las necesidades según las últimas inversiones en este sector.

  • Formigal: 28,8 millones €
  • Cerler 15 millones € + 2,2 para Castanesa),
  • Astún: 8 millones €
  • Candanchú 8 millones €
  • Javalambre 6,8 millones €
  • Valdelinares 6 millones €
  • Panticosa 2,2 millones €

El responsable de este colosal proyecto será Turismo de Aragón, aunque se baraja recuperar Nieve de Aragón y que sea entonces este organismo quién gestione la iniciativa.

Aramn
Las estaciones de esquí de Aramón superarán los 2.000 cañones de nieve artificial

La empresa responsable de toda esta modernización será Techoalpin, líder mundial en el sector de la producción de nieve artficial, y la que ha montado estos aparatos en prácticamente todas las estaciones de esquí de España y Andorra. En la partida presupuestaria, además de los cañones, se incluyen nuevos embalses, especiamente para el nuevo sector de Castanesa en Cerler, pero también hay para el cableado que requerirá este sistema al usar un complejo software de monitorización que necesita conexiones de comunicación de alta velocidad. De esta manera, en Aramón esperan que la división sea:

  • Aparatos de innivación: 42,8 millones €
  • Nuevos embalses:10,1 millones €
  • Montaje y obra civil: 5,9 millones €
  • Instalaciones eléctricas: 1,7 millones €
  • Trabajos en pistas 1,2 millones €

La realidad es que tal como explica el Director de Aramón, Antonio Gericó, a el Heraldo, los sistemas de nieve programada en Aragón (y extensible al resto de estaciones) está tan anticuado, que se ven con una clara desventaja respecto a la competencia que llega del Pirineo de Andorra o Catalán, donde se ha invertido fuertemente estos años.

Así, pese a que en Aramón cuenta con más de 1.300 cañones, muchos de ellos datan de los años ’90. Aparatos que con casi 40 años a sus espaldas, solo son capaces de funcionar a partir de los -4ºC, mientras que los últimos que han ido incorporando ya pueden hacerlo con temperaturas positivas de hasta 3ºC pese a que la humedad relativa sea del 20%.

Cuando acabe este programa de modernización del sistema de nieve artificial en las estaciones de esquí de Aragón, Aramón espera haber incrementado la friolera de un 63% su parque de aparatos de innivación. De momento para este invierno veremos 248 y para el siguiente en 2025 los 577 restantes. Y al mismo tiempo se cambiarán componentes de los cañones actuales para mejorar su rendimiento y eficiencia.

Cañones en Aramon:

  • Actualmente: 1.301
  • Total en 2025: 2.126

En Candanchú se doblará el número de aparatos de producción de nieve, pasando de los 132 con los que cuenta actualmente a más de 300. Con los 8 millones que les tocan, reforzarán las cotas bajas y medias, haciendo hincapie en Pista Grande, Rinconada-Tortiellas, Tobazo y accesos a Tuca. También se construira algún nuevo embalse de agua, además de renovar el softwre y sala de máquinas.

Cañones en Candanchú:

  • Actualmente: 132
  • Total en 2025: 304

Finalmente, en Astún el objetivo es duplicar también el número de pistas donde hay nieve artificial. El Heraldo habla de alcanzar una docena de kilómetros, haciendo especial hincapie en Canal Roya, Pastores, Tubo del Anayet, Águilas y la zona de La Raca entre las cotas 1.725 y 2.000 metros. 

Se renovarán cañones de alta y baja presión, especialmente en cotas más bajas

Ver fuente