16 abril, 2024

Fisker lo apostó todo a un SUV eléctrico para renacer de sus cenizas. Lleva menos de un año a la venta y la marca vuelve a tener un pie en la quiebra

En los últimos meses, varias start ups de coches eléctricos que prometían mucho han acabado quebrando, como Lightyear y Sono Motors. Fisker puede ser la tercera compañía de esta lista.

La marca estadounidense fundada por Henrik Fisker pretendía resolver sus problemas con el lanzamiento del Fisker Ocean, un SUV eléctrico del tamaño del Tesla Model Y, pero su llegada al mercado solo ha empeorado las cosas y Fisker está a punto de quebrar. Por segunda vez.

Contenido

Malas críticas, miles de reservas canceladas y una depreciación salvaje

Fisker Ocean 2
Fisker Ocean 2

Crear desde cero una marca de coches no es nada fácil. Hay a quien le sale bien, como a Elon Musk con Tesla o a Horacio Pagani con Pagani, pero otros no corren la misma suerte. Es el caso de Henrik Fisker, el fundador de Fisker Automotive, una compañía que nació en 2007 y quebró en 2013.

La particularidad de este empresario es que, después de su primer fracaso, en 2016 lo intentó otra vez y fundó Fisker Inc. Lo cierto es que esta segunda marca que renació de sus cenizas prometía mucho, pero ya tiene un pie en la quiebra.

Decimos que prometía mucho porque tiene todos los ingredientes para triunfar en el mercado actual. Y es que su primer coche es el Fisker Ocean, un SUV eléctrico estéticamente atractivo y cargado de tecnología que debería poner en aprietos a los pesos pesados de la industria del automóvil.

Sin embargo, está siendo un grandísimo fracaso, hasta el punto de que Fisker ha rebajado su precio drásticamente apenas unos meses después de ponerlo a la venta. Eso sí, solo en las unidades en stock en Estados Unidos para quitárselas de encima cuanto antes y conseguir dinero.

Desde hace unos días, el Fisker Ocean Sport, es decir, la versión básica, ha pasado de tener un precio de partida de 38.999 dólares a estar disponible desde 24.999 dólares. La variante intermedia, denominada Fisker Ocean Ultra, ha pasado de los 52.999 dólares a 34.999 dólares, mientras que el tope de gama, el Fisker Ocean Extreme ha reducido su precio base desde los 61.499 dólares hasta los 37.499 dólares.

“Fisker está posicionando estratégicamente a Ocean para que sea una opción de vehículos eléctricos más asequible y atractiva, disponible de manera competitiva para los compradores de vehículos eléctricos”, dice Fisker, que también asegura haber incrementado el equipamiento de serie del Ocean.

Es una bajada de precio brutal (hasta un 39%) y no se debe a la guerra de precios del coche eléctrico que inició Tesla hace más de un año, a diferencia de otros casos similares (con rebajas menos salvajes) que hemos visto a lo largo de los últimos meses en varias marcas. O al menos no tiene que ver directamente con ello.

Fisker Web 1
Fisker Web 1

Obviamente, que el Tesla Model Y, referencia de la categoría, coche más vendido en el mundo en 2023 y rival directo del Fisker Ocean, fuese más barato que el Ocean con los precios iniciales del Fisker, tiene que ver con la decisión de la marca americana de rebajar tarifas, pero la verdadera razón de esta estrategia es un intento a la desesperada de evitar la quiebra.

Lo que pretende Fisker tirando el precio del Ocean es vender suficientes unidades como para no caer en la bancarrota. Con estos precios tan asequibles, pretende atraer a todos los clientes que ha perdido en cuestión de semana por culpa de las duras críticas que ha recibido este SUV.

Fisker comenzó a aceptar pedidos del Ocean en noviembre de 2019 y acumuló 70.000 reservas desde entonces. Ahora, 40.000 de esas reservas han sido canceladas, según cuenta Carscoops, y Fisker debe devolver el dinero que sus clientes pagaron en concepto de señal porque la reserva reembolsable. Si multiplicamos los 250 dólares que pagó cada cliente para reservar su Ocean por las 40.000 reservas canceladas, Fisker debe unos 10 millones de dólares.

Y deber ese dinero con la popularidad del Ocean cayendo en picado día tras día no sitúa a Fisker en una posición sencilla. Pruebas como la que realizó el creador de contenido Martin Brownlee o la de la propia OCU estadounidense ponen por los suelos al Ocean y todas apuntan en la misma dirección: al SUV eléctrico de Fisker le falta tiempo de cocción y, aunque su lanzamiento se hizo esperar, todavía necesitaba más desarrollo para estar verdaderamente listo para aterrizar en las calles.

Fisker Ocean 4
Fisker Ocean 4

El problema es que en 2023 Fisker ya sentía demasiada presión, al fin y al cabo, el Ocean prometía mucho desde hacía años, y decidió lanzar su primer coche (el primero de esta nueva etapa, claro) antes de lo que hubiera tocado para intentar salvar los muebles. En cuestión de meses, ha quedado claro que esa estrategia fue nefasta y todo apunta a que terminará siento la puntilla a la marca, que volverá a quebrar otra vez.

“Mientras Fisker se centra en nuestra visión de un futuro limpio para todos y en ofrecer los vehículos más sostenibles del mundo, la compañía continúa buscando asociaciones con distribuidores en América del Norte y Europa, después de haber anunciado el cambio estratégico a un modelo de distribuidor asociado en enero de 2024”, asegura la compañía.

Mucho tienen que cambiar las cosas para que Fisker evite la bancarrota, empezando por lanzar de forma inmediata una actualización de software que corrija todos los problemas que tiene el Ocean en esta cuestión.

Por supuesto, habrá quien se anime a comprarlo a pesar de las malas críticas, especialmente ahora que tiene un precio de partida tan bajo (cuesta unos 23.300 euros al cambio actual), pero tampoco ayuda la tremenda depreciación que está teniendo el coche.

Fisker Ocean 0
Fisker Ocean 0

Según apunta el portal Edmunds, el Fisker que compraron para hacer pruebas de larga duración costó 69.000 dólares en enero de este año, hace tan solo tres meses, ahora cuesta 21.000 dólares, según estimaciones de empresas especializadas en la compra de modelos de segunda mano. Eso significa que se ha depreciado un 70%.

Si alguien tenía decidido comprar el coche, le vendrá de perlas esta depreciación y que la propia Fisker lo haya rebajado de forma salvaje, pero los clientes que compraron el coche antes de la bajada de precios que hizo la marca hace unos días tienen motivos para estar muy enfadados.

Encuentra tu coche eléctrico ideal

Kia e-Niro
Kia e-Niro

Si te has planteado comprar un coche eléctrico, esto te va a interesar. Hemos creado el Recomendador personalizado de coches eléctricos en el que además de ver los modelos que se adaptan a tus necesidades también tendrás respuestas a las dudas que más te pueden preocupar como el precio, la autonomía o los puntos de carga cercanos.



Ver fuente