16 abril, 2024

Solden coloca paneles solares verticales en la cima de su glaciar

Poner paneles solares en altura tiene el problema de que una nevada los puede tapar y hasta que no suba un equipo de profesionales a limpiarlo, quedarse inoperativo. Y si las condiciones meteorológicas son muy adversas, quedarse así todo el invierno.

Pero ahora la empresa Helioplant está probando paneles verticales. Puede parecer una obviedad, pero estas placas fotovoltaicas tienen mas eficiencia si miran directamente al sol que si están de lado. Pero la instalación de Solden, instalada en el glaciar de Tiefenbach. a 2.800 metros de altura en diciembre de 2023, está demostrando ser capaz de generar hasta un 40% más de energía que las que hay abajo en el valle con exposición horizontal, gracias a que son bifaciales.

Y es que esta es la principal característica que distingue a este proyecto. Los módulos solares bifaciales capturan la radiación solar no solo desde la parte superior sino también desde la parte inferior, aprovechando la reflectividad de la nieve. Esta tecnología bifacial, combinada con la disposición en forma de cruz de los paneles, incrementa la eficiencia energética en hasta un 40% comparada con las instalaciones convencionales en el valle.

Al instarlos en altura se benefician de una mayor incidencia del sol. Y al estar colocados en vertical es más complicado que acaben tapados por la nieve. Solo en caso de una gran acumulación de nevadas podría acabar enterrado, pero la orientación y el hecho de que se calientan por su exposición, hace que la superficie siempre esté limpia.

Una segunda fase si este primer proyecto piloto se confirma como positivo, sería colocar en el mismo sitio infraestructuras para almacenar energía eléctrica.

Helioplant Solden
Helioplant Solden

Las instalaciones solares de Helioplant son bifaciales, captando radiación solar tanto del cielo cmo del suelo a través de la nieve

Tambien en para nieves

Al otro lado del Atlántico a otra empresa se le ha ocurrido algo parecido, aunque en este caso aprovechando los paranieves de la carretera. El estado de Minnesota las está probando en la Interestatal 94, donde tienen vallas de este tipo a lo largo de la vía para evitar que en invierno la calzada quede intransitable.

Este invierno han colocado placas solares de 15 cm de ancho en estas vallas. De esta manera funcionan como paranieves y transformadoras de electricidad. Se calcula que cada 30 centímetros de estos paneles, generan entre 20 y 30 kilovatios de electricidad por día. Esta cantidad es suficiente para cubrir el consumo medio de un hogar estadounidense.

De momento con esa energía se hace funcionar un sistema de calefacción instalado en la carretera. En invierno cuando cae nieve, el calor la derrite. Un sistema parecido lo tenemos en España colocado en Salardú (Val d’Aran) desde hace casi 20 años, en una calle pronunciada que lanzaba a los coches directos a la carreteras los días de nevada.

Paneles solare en paraviento

En Minnesota aprovechan los paranieves para colocar paneles solares

Ver fuente