21 junio, 2024

El ‘holeshot’ de MotoGP ya ha llegado a la Fórmula 1, y puede esconder la clave de por qué Red Bull ha perdido su ventaja

La temporada 2024 prometía ser una de las más aburridas de la historia de la Fórmula 1, pero las cuatro últimas carreras han dado un atisbo de esperanza. Aunque Max Verstappen ha ganado dos de ellas, lo ha hecho sufriendo, mientras que las dos restantes directamente se las han repartido Lando Norris y Charles Leclerc.

Muchos se preguntan cómo se posible que Red Bull, que parecía el coche más dominante de la historia en las primeras carreras, haya sido cazado tan pronto. Y parece que parte de la respuesta está en un concepto de MotoGP. El ‘holeshot’ ha llegado, o más bien regresado, a la Fórmula 1. Y está siendo la cruz de Red Bull.

Ferrari ha superado a Red Bull, Mercedes lo incorporó en Canadá y McLaren aún no lo usa

Controlar la altura del coche siempre ha sido una de las piedras filosofales de la Fórmula 1. Desde que en la década de los ’90 las suspensiones activas pusieron el dedo en la llaga, los equipos sistemáticamente han ido buscando jugar con la altura del monoplaza, y la FIA ha ido prohibiendo todos los nuevos inventos.

Nada distinto a lo que ocurrió en 2022, cuando entró en vigor el nuevo reglamento técnico en el que la FIA añadió normas más estrictas para el chasis buscando evitar que así se modificase la altura de los coches. Lo consiguió, pero Red Bull encontró otro modo utilizando el alerón trasero y el difusor, que perdían carga aerodinámica a alta velocidad y bajaban el coche.

Durante la mitad de 2022, 2023 y el inicio de 2024, el Red Bull fue un coche insultantemente superior porque lograba tener alta carga aerodinámica en curvas pero mucha velocidad punta en recta bajando la altura del monoplaza. Parece que la clave de que el Red Bull ya no sea tan superior es que otros han encontrado el truco.

Aston Martin Canada F1 2024
Aston Martin Canada F1 2024

Concretamente, se apunta a que cinco equipos ya tienen la clave para hacer bajar el coche en las rectas. Incluso el sistema de Ferrari podría haber superado al de Red Bull. Mercedes también lo incorporó en Canadá, y a la vista está el resultado. Los otros equipos que lo usan serían Racing Bulls y Haas, que también han subido a su nivel.

Lo más sorprendente es que el coche que más ha mejorado en esta temporada, el McLaren, aún no estaría utilizando un sistema que quizá llegue en Silverstone, y que si funciona podría darles el liderato indiscutible de la Fórmula 1. Aston Martin, Alpine, Williams y Sauber todavía están a verlas venir con el nuevo ‘holeshot’ de la Fórmula 1.

Por más que la FIA lo persigue, evitar controlar la altura del monoplaza parece imposible en la Fórmula 1. Y puede ser la clave del bajón de Red Bull.

Ver fuente