25 febrero, 2024

La estación de esquí de La Pierre St Martin despide al telesilla Braca

La reorganización que La Pierre de Saint Martin comenzó en 2014 en lo que por entonces se conocía como sector Mailhné, da el penúltimo paso esta temporada con el parón definitivo del telesilla TSF2 Braca.

Se trata de un remonte colocado en 1974, que llegaba ya a su medio siglo de vida, y cuya función ha quedado ya totalmente integrada en el nuevo TSD6 Family instalado en 2014 (y renovado en 2020 tras un incendio). Ese mismo año también se estrenó el TSF4 Panoramique (antes llamado Soum Couy) y se desmontaron en verano los telesquís Asters y Hermine.

Ese 2014 la estación de esquí de La Pierre Saint Martin – Arette llevó a cabo una gran reorganización en Maihlene, hasta el punto que se le cambió de nombre por el de Sector Horizon. De allí se sacaron todos los remontes (dos telesquís y dos telesillas) y se sustituyeron por el seis plazas desembragable Family y el de cuatro asientos y pinza fija Panoramique.

También se amplió el área esquiable en un 26% más, y se crearon algunas pistas más, como la Pescamou que permite conectar con los esquís puestos entre los sectores Horizon y Contrabandiers garantizando la conexión por toda la estación, lo que ha hecho que los dos asientos del telesilla Braca fuesen innecesarios. De hecho, y especialmente desde los años posteriores de la pandemia, apenas se ponía en marcha.

El telesilla ya no aparece en el nuevo mapa de pistas de La Pierre de Saint Martin, aunque de momento no se ha desmantelado. Este será el siguiente paso, probablemente el próximo verano, para que veamos definitivamente libre de instalaciones esa zona.

Esta es una de las actuaciones importantes de las estaciones de esquí en estos últimos años. La mayor capacidad de los remontes, ya sea porque pueden llevar más asientos, como la tecnología que ha pasado de la pinza fija a la desembragable, hacen que uno solo de estos aparatos puedan transportar más esquiadores por hora que varios de los antiguos juntos.

Además, la mecánica es mucho más fiable, es raro que se estropee alguno, y en caso de avería se pueden reparar rápidamente. Por si fuera poco, en muchos casos incluso necesitan menos pilonas que el que sustituyen. Una serie de ventajas que permiten reducir mucho el impacto visual, liberar la montaña de hierros y cable, y dotar a la estación de más espacio para área esquiable.

En el mapa, el recorrido del ya antiguo telesilla Braca de La Pierre de Saint Martin

Ver fuente