25 febrero, 2024

“CAMBIÉ RADICALMENTE MI TÉCNICA TRAS LA DECEPCIÓN DE NO IR A TOKIO 2020” – Historias de los Juegos

Chase Ealey lo tenía todo para ser una de las grandes vencedoras de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Pero el Covid lo impidió, no permitiéndole incluso llegar a participar en los Juegos. La vuelta a la normalidad superada la pandemia parece haber vuelto a poner las cosas en su sitio de tal manera que esta lanzadora de peso llegó a convertirse en la primera de su país -la potencia en atletismo que es Estados Unidos- en proclamarse campeona del mundo, algo que además hizo en su “tierra”, ya que fue en el campeonato que tuvo lugar en Eugene en 2022.

La lanzadora de Springfield, Illinois, nos contó esa ‘vuelta a la normalidad’ que se produjo en el Mundial de Eugene: “Fue increíble ganar el oro en un Mundial, además en mi país y delante de mi madre, que estaba de espectadora. Fue algo grande, algo que antes no teníamos, ya que sí teníamos títulos olímpicos, pero no mundiales. Traer un oro mundial a mi país fue una sensación enorme, no sé si podré sentir de nuevo otra sensación parecida. Durante toda la temporada me preparé muy bien”. Se dio la circunstancia de convertirse también en la primera atleta lanzadora de peso en ganar con su primer lanzamiento: “Tras el primer lanzamiento, que el que acabaría dándome el oro, no me preocupé de lo que pudieran hacer mis rivales, sino de lo que podía hacer yo el resto de la competición. Estoy convencida de que si alguna otra me hubiera superado habría sido capaz de lanzar más lejos”.

Foto de Victah Sailer

Pero tenemos que remontarnos a lo que ocurrió antes de los Juegos Olímpicos de Tokio, donde todo se frustró por culpa de un Covid que la afectó especialmente: “Antes de la clasificación olímpica para Tokio ya sentía que no estaba lanzando con la capacidad suficiente que necesitaba para lograr ir a los Juegos. Lo intenté, pero no salió. Fue algo decepcionante, porque en 2019 lo estaba haciendo bien y las proyecciones eran buenas, pero me frenó la progresión el Covid y fui hacia abajo”. Para que nos hagamos una idea de hasta dónde le afectó Chase nos da algún dato que nos llegará a sorprender: “El Covid me afectó mucho. Llegué a perder más de 27 kilos en tres meses. El mayor cambio fue en que me convertí en alguien demasiado ligera. Mi cuerpo cambió mucho. Estaba lanzando con un cuerpo que no conocía y esa fue la mayor lucha para mí: intentar conocer mi nuevo cuerpo, uno al que no estaba acostumbrada. Me afectó mucho y llegó a preocuparme, perdiendo la confianza en mí misma”.

Tras la decepción de no poder lograr marca para los Juegos Olímpicos Ealey decidió un cambio radical: “Después de Tokio cambié algunas cosas y esos cambios creo que facilitaron el éxito posterior. Yo no tengo miedo a los cambios, cambié todo, hasta de entrenador, muchas de mis técnicas…Fue un punto crucial en mi carrera y creo que me convertí en una atleta mejor”. Ese cambio absoluto fue propiciado por su entrenador: “Ryan Whiting es realmente un gran entrenador. Es un reto cambiar toda mi técnica, algo que él me exigió. Yo confío en él ya que él fue un atleta muy bueno, también campeón mundial y por eso puedo poner mi vida en sus manos. Ahora con él mi rotación es mucho más efectiva. Daba un poco de miedo un cambio tan radical pero se ha demostrado que fue la decisión correcta. Cambiar toda mi técnica no me llevó tanto tiempo, al poco superé mi marca en un metro”. Ahora sólo piensa en sacarse la espinita en la cita olímpica de París: “Actualmente me centro en estar sana, física y mentalmente. Tengo que estar siempre en forma porque hay muchas competiciones con mucho nivel” y reconoce que “daría todas las medallas que he ganado en Mundiales, Diamond League, etc. por conseguir una medalla en Juegos Olímpicos. Al final la razón principal por la que nos dedicamos a esto es por los Juegos Olímpicos. Toda mi vida he soñado con una medalla de oro olímpica y pretendo llevarla a casa en París”.

Foto de NBC



Ver fuente