17 mayo, 2022

Luis Bethelmy, un veterano de mil batallas que afronta su primer Mundial

A pocos días de arrancar el Mundial de Baloncesto China 2019, el veterano ala-pívot venezolano Luis Bethelmy (quien estará debutando en este tipo de torneos) hace memoria de lo que es su dilatada trayectoria dentro de los tabloncillos, y comienza recordando que por poco y no fue beisbolista.

“Jugaba desde niño a la pelota. Un día a mi mamá le dijeron que tenía talento y que me iba a ver un scout allá en Güiria. Me mandó para el estadio, pero en el camino me fui para Irapa a jugar un torneo de baloncesto con mis amigos”, cuenta entre risas desde la concentración Vinotinto, a la vez que asegura que su incursión real en el deporte de los balones y las canastas fue algo tardía.

Al principio lo que hacía era tomar rebotes y clavarla. Con el tiempo mejoré algunas cosas”, reconoce humildemente un hombre que, al ser fichado por su primer equipo profesional (Cocodrilos de Caracas), hizo todo lo posible para avanzar con sus propios medios. Fueron duros esos años iniciales, pero el famoso ‘Tsunami’ consiguió muchos aliados en el camino que lo ayudaron a establecerse rápidamente en la disciplina del deporte.

¡Y vaya que se estableció! Y no solo eso, sino que su enorme progresión le abrió las puertas de la Selección Nacional de Baloncesto, donde debutó en 2007 durante el Preolímpico de Las Vegas. A partir de ahí, Bethelmy ha comparecido a 10 torneos internacionales con el equipo nacional, convirtiéndose en un referente del combinado criollo.

Desde al ámbito profesional, el jugador lo ganó todo con el elenco capitalino. Y cuando se dio la oportunidad de mudarse a Guaros de Lara (equipo presidido por Jorge Hernández Fernández), igualmente dio todos de sí (y lo sigue dando, por cierto) para seguir cosechando éxitos (nacionales e internacionales) a diestra y siniestra.

Debut mundialista

Luis Bethelmy, luego de una extenuante sesión de entrenamiento efectuada en el Centro de Preparación Olímpica Giulio Onesti de Roma (Italia), confiesa que tanto él como sus compañeros de selección tienen fija la mirada en el futuro inmediato. “Nosotros creemos en lo que hacemos. Ha sido así desde que se consolidó este grupo. Siempre tenemos en mente lograr nuestros objetivos, y trabajamos muy duro para ello”, dice.

“Es la primera vez que estaremos en un Mundial, y somos conscientes de que el nivel que enfrentaremos es muy alto. Lo hemos visto en los partidos amistosos que hemos disputado contra Italia, Rusia y Senegal. Realmente, para todos es un reto grande, pero eso es lo que siempre nos ha motivado”, concluye.