22 febrero, 2024

Fabian Cancellara, en el ojo de la UCI por dopaje tecnológico

David Lappartient, presidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI), acaba de anunciar que el ente que él encabeza ha iniciado una investigación al suizo Fabian Cancellara. ¿La razón? Las acusaciones de dopaje tecnológico formuladas en su contra por parte del exciclista estadounidense Phil Gaimon.

Los señalamientos de Gaimon ocurren en un libro recientemente publicado. Allí, el norteamericano denuncia que Cancellara habría utilizado un motor oculto en la bicicleta cuando el suizo ganó las clásicas Tour de Flandes y París-Roubaix en 2010. Esas acusaciones, por cierto, son unas que siempre ha negado el corredor experto en pruebas contrarreloj.

Cuando se ven las imágenes, su aceleración no parece natural en absoluto, como si le costara seguir el ritmo de los pedales. Ese cabrón probablemente tenía un motor”, es una de las tantas cosas que argumenta Gaimon en su libro. ¿Será eso cierto? ¡Nadie lo sabe! Lo que sí se puede dar por hecho es la investigación de la UCI.

Lappartient confirmó que la UCI recabará más información concerniente a la denuncia presentada por Gaimon contra Cancellara. “Lo único que puedo decir es que vamos a buscar más información y vamos a investigar porque tenemos que saber exactamente qué hay de cierto en ello”, dijo el dirigente, agregando: “Por supuesto que he oído los rumores, como todo el mundo, y quiero saber qué hay de cierto. Es nuestro trabajo. Espero que esto no haya ocurrido nunca en el ciclismo profesional”.

La esperanza de que en realidad los señalamientos sean inciertos están latentes. Sin embargo, es igual la posibilidad que todo resulte efectivamente como lo cuente Gaimon, y eso sí que sería terrible para el deporte. “Si fueran ciertas las acusaciones contra Cancellara, sería un desastre para la imagen del ciclismo y por eso tenemos que luchar. Quiero que la gente y los aficionados puedan confiar en los resultados, en la UCI y en los controles de nuestras instituciones”, sentenció Lappartient.