17 mayo, 2022

¡Venezuela toma respiro!

¡Venezuela toma respiro!

La selección venezolana de baloncesto, al entrar al Arena Carioca, estaba clara de que se jugaba seguir con vida en Río 2016. No era secreto para nadie que una derrota era un fracaso prematuro.

Ante China, arrancó on fire en busca de su primertriunfo del campeonato, con un parcial de 7-0, con el base armador David Cubillán repartiendo una asistencia de lujo a Miguel Ruiz. Luego, un triple de Gregory Vargas y otro doble de Nestor Colmenares dejaron a la Vinotinto de las alturas cómoda en el primer tramo del juego.

China se dio cuenta de que con su altura debía generar juego bajo la llave y los siguientes diez minutos fueron de dominio asiático. Guo, desde la línea de tres puntos y asistiendo constantemente al poste bajo a la torre Juanlian (mide 2.13), fue capaz de fabricar hasta ocho puntos; mientras que Venezuela se atascó. China igualó la pizarra a 29, hasta que Heissler Guillent recuperó el control con ocho puntos en fila, que hizo que la pizarra se quedase 38-35 al medio tiempo.

Dos tiros abiertos de Anthony Pérez y un triple del «capi» José Vargas lograron que Venezuela se escapase, por ocho de diferencia (64-56), al inicio del último cuarto.  Pero China no se dejó someter y en base a un asfixiante pressing en defensa, por toda la cancha, y tras dos tiros libres de Guo, se puso 66-65, a falta de 13,6 segundos. El drama y el nerviosismo eran parte del show. Nadie estaba sentado en las tribunas y los aficionados criollos que se dieron cita para ver este encuentro comenzaban a mostrar gestos de nerviosismo.

China no contaba con las armas que tiene Venezuela, en lo que a armado de juego se refiere. Guillent y Gregory Vargas metieron cuatro tiros libres vitales para terminar de superar el duro escollo chino.

Por Venezuela los mejores anotadores fueron Néstor Colmenares con 16 y Grégory Vargas con 13 unidades. Sufrieron, pero ya ven la luz al final del túnel.