8 febrero, 2023

¡Venezuela avanza a los cuartos de final!

Con este triunfo, el lunes va por el primer lugar del grupo C ante la oncena mexicana.

Con una actuación llena de garra y agallas por todos los jugadores, Venezuela dio el batacazo ante Uruguay y se coló a los cuartos de final, ante propios y extraños. Un 0-1 totalmente merecido para La Vinotinto que se llevaron 3 puntos ante una apática «garra charrúa». Los celestes, que vistieron de blanco, nunca se sintieron en zona de confort durante el cotejo y no lograron crear peligro en el arco de Dani Hernández, que se llevó par de sustos en los minutos finales.

El triunfo de los venezolanos se basa en el atrevimiento con el que salieron a pelear la posesión de la pelota a los uruguayos. Nunca se vio superada la oncena de Rafael Dudamel. El «doble 5» que tiene Venezuela, con Arquímedes Figuera y Tomas Rincón, sumados a la incansable labor de Alejandro «Lobo» Guerra y Adalberto Peñaranda de media cancha para adelante, sacaron de quicio a los sureños Arévalo Ríos y Silva.

salomón El encuentro se jugaba donde Venezuela quería, hasta que Guerra intentó un disparo desde 40 metros que Federico Muslera, en una reacción de crack mundial, pudo desviar al travesaño con un manotazo «in extremis», pero el instinto goleador de Salomón Rondón, le hizo llegar antes que los defensas, rematando a bocajarro y comenzar a escribir una verdadera sorpresa.

Uruguay en la segunda mitad ratificó lo que terminó siendo realidad. Quisieron salir con todo ante Venezuela pero no inquietaban al cancerbero Hernández. Cuando el peligro le llegó a La Vinotinto, a Uruguay se le mojó la pólvora. Un gol cantado que falló el ariete del Paris Saint Germain, Edinson Cavani, frente a la portería, increíblemente su derechazo se fue fuera por la pestaña de un mosquito. Era el minuto 89 y más de un venezolano debió pensar en ir a un cardiólogo después de esa acción.

cavaniAunque los venezolanos pudieron certificar la victoria con un disparo lejano de Rómulo Otero a puerta vacía que no tuvo destino de gol (rozó el palo izquierdo de Muslera que había ido a rematar un córner). Esta vez la tan famosa garra ‘charrúa’ quedó embriagada por la ración de ‘Vinotinto’.